Limpieza facial

Higiene Facial con Hidratación 36€

75 min

El ritmo actual, el creciente estrés, las prisas, la polución e incluso la alimentación son agentes que influyen en el aspecto de nuestra piel. Su tono se apaga, comienza a presentar manchas y poros dilatados. 

 

Una limpieza facial es un tratamiento destinado a limpiar el rostro con el objetivo de eliminar las impurezas de la piel, las células muertas y los famosos puntos negros o comedones.

Tiene un doble propósito: Activar el proceso de renovación celular (dando así un mejor aspecto al rostro) y preparar la piel para aprovechar al máximo las propiedades de los cosméticos que se aplican posteriormente.

 

Al contrario de lo que mucha gente cree, la limpieza de cutis realizada por buenos profesionales se convierte en un tratamiento no solo embellecedor, también en un tratamiento muy relajante.

Nuestro protocolo de trabajo incluye un diagnostico previo que nos permite evaluar el tipo de piel ante la que nos encontramos. De este modo podemos utilizar productos específicos personalizando el tratamiento.

A continuación te explicamos  punto por punto nuestro protocolo para hacer una higiene facial:

Limpieza: retiramos restos de maquillaje e impurezas.

Diagnóstico: con Skin Diagnosis de Skeyndor.

Tonificación: equilibramos el PH de la piel.

Exfoliación (Peeling): desincrustamos las impurezas más profundas.

Depilación de cejas y labio superior (si se desea).

Vapor de Ozono: abrimos los poros y puntos negros.

Extracción: sacamos los indeseados puntos negros sin dañar la piel.

Masaje Facial: hacemos un extenso masaje sobre rostro, cuello y escote con un cóctel de vitaminas adecuado a la necesidad de cada cliente.

Mascarilla: aplicamos la mascarilla según el tipo de piel.

Crema Final: finalizamos con una crema adecuada a la necesidad de la piel.

En Más Guapa somos extremadamente cuidadosas realizando la limpieza facial y apenas dejamos rojeces sobre la piel. Pero hay ocasiones en que la piel es muy sensible o las impurezas muy profundas y sencillamente es inevitable hacerlo. 

 

Por este motivo te aconsejamos no hacerte la limpieza facial el mismo día que tengas un evento o reunión. Para evitar sorpresas mejor reserva tu cita un par de días antes.

 

No debes maquillarte justo después del tratamiento. Es aconsejable esperar al día siguiente para facilitar la respiración cutánea, ayudando a que la piel se oxigene y descongestione. 

 

Es igualmente recomendable no hacer deporte ni sudar.

¡Reserva cita!

Ponte en contacto con nosotras y te informaremos sobre cualquier duda encantadas. Si lo prefieres, entra en nuestra sección de reservas y coge cita. ¡Te esperamos!