Una iniciativa que ya está dando sus frutos...

 

Po Psu ta moda, una organización polonesa sin ánimo de lucro, ha convertido a perros sin hogar en auténticos supermodelos. Un proyecto que tiene como cometido conseguir que la gente adopte a estos animales y que ha dado unos resultados increíbles.

 

Vogue, Harper's Bazaar o Elle tienen como protagonistas de sus portadas a unos perros que recrean a la perfección el glamour y el porte de modelos y famosos tan reconocidos como Adriana Lima o Sarah Jessica Parcker.

La idea, que se ha materializado en unas imágenes virales, ha logrado que muchos de ellos ya hayan encontrado un hogar, mientras otros esperan ser adoptados.

Después de una campaña pública, se ha llamado la atención de una manera positiva sobre el problema de los perros callejeros y dar aliento a los refugios de mascotas y hogares temporales.

Imágenes e historias conmovedoras, la acción se centra en mostrar lo maravilloso y alegre que pueden ser los perros cuando se les dedica la debida atención y abren su corazón.

Pablo Cichon creador de la campaña dice: 

"Hasta ahora, todo lo representado con animales de refugio se muestran como tristes y pobres, con esto rompemos con los estereotipos y la manera inusual en la que se muestran pueden convertirse en un objeto de deseo como una modelo de Vogue. 

Además de concienciar con la adopción -para solucionar el problema de perros sin hogar en Polonia- queremos también concienciar a la sociedad que un animal no es un juguete, es una responsabilidad, un compromiso y el corazón que tenemos que poner para cuidar de él ".

 

Apuestan por la moda ya que es el mejor medio para toda la acción, se caracteriza por el hecho de que sin palabras, se puede utilizar para expresar la personalidad, resaltando la belleza interior.

La felicidad, el bienestar y el calor que late con imágenes de estos modelos caninos no son el resultado únicamente de la metamorfosis que proporcionan, los mismos perros demuestran su alegría en este momento gracias al hecho de que alguien quería dedicarles tiempo, se centró a atención sobre ellos y ellos mismos abrian su bueno corazón.

 

Como decía, Coco Chanel: "La moda no es sólo ropa. Moda (...) debe llevar a la idea de asociarse con nuestra vida, con lo que está sucediendo a su alrededor "