¡LA PIEL NECESITA AGUA POR DENTRO Y POR FUERA!

 La hidratación es, no hay duda, la mejor aliada para la salud del cutis. El agua es uno de los tesoros más preciados del organismo, y la piel es nuestra reserva natural más importante.

"MITOS QUE SE DICEN"

"Sólo necesitan hidratantes las pieles secas o con tendencia a seca". FALSO

Es un mito muy extendido pensar que las pieles grasas ya están protegidas suficientemente y que una crema hidratante solo contribuye a aportar más grasa a la piel. Todos los tipos de piel se deshidratan, es decir, pierden la capacidad de retener agua en la capa córnea. El problema es mayor, lógicamente, en la piel seca, en la que además, hay un déficit o una pérdida mayor de elementos grasos, lo que contribuye a aumentar el desecamiento y los síntomas.

Por tanto, es muy importante adaptar el tratamiento hidratante, con cremas enriquecidas en elementos nutritivos y texturas envolventes para las pieles secas, y cremas muy fluidas, con elementos matificantes para las pieles mixtas o grasas.

"A medida que pasan los años, la piel va envejeciendo, pero los niveles de hidratación apenas se ven afectados". FALSO

Agua es igual a juventud. El primer problema del envejecimiento es la deshidratación, por lo que, cuanto más hidratada esté la piel, las temidas arrugas tardarán más en aparecer. Una buena hidratante aplicada diariamente es el mejor secreto para mantener la piel joven más tiempo.

"La piel se acostumbra a las cremas hidratantes por lo que, a partir de 30-40 años hay que cambiarla por una específica (nutritiva, antiarrugas…)". FALSO

La piel no se acostumbra a las cremas hidratantes, pero sí es verdad que sus necesidades van cambiando en función de su edad y los factores internos o externos a los que la sometemos. Eso no quiere decir “cambiar por” sino “complementar con”. El agua es esencial, la hidratación hay que mantenerla siempre, e ir añadiendo progresivamente otros tratamientos, en función de las nuevas necesidades.

Hoy día, el amplio desarrollo de productos en “serum” nos permite realizar un tratamiento completo y eficaz, de forma cómoda y sencilla.

"Si tengo la piel grasa o con tendencia acneica no debo usar cremas hidratantes, porque empeoran la piel y pueden aparecer más granos". FALSO

Las fórmulas cosméticas han sufrido una verdadera revolución en las últimas décadas, por lo que atrás quedaron todos esos mitos, aunque siguen integrados en nuestra cultura cosmética. Las hidratantes para piel grasa, además de hidratar, matifican y reducen la cantidad de sebo que produce la piel.

Si la piel grasa no se cuida, se vuelve sensible, reactiva y acabará envejeciendo tal vez más tarde pero de forma más intensa.

¿Como reconocemos una piel deshidratada?

Todas las pieles se deshidratan, pero los síntomas cambian en función del tipo de piel...

Sin embargo, tal vez te surgen dudas sobre cómo has de hidratar tu piel en función de sus características... en Más Guapa realizamos un diagnóstico GRATUITO con la lámpara de Wood (una luz ultravioleta que ayuda a detectar las patologías de la piel). 

"CUIDA TU PIEL, ES LA ÚNICA QUE TIENES"