Las pestañas se han convertido en uno de los imprescindibles de la belleza del rostro femenino. Son el marco de los ojos y sirven para darle un efecto más atractivo a la mirada. Al igual que el resto del cuerpo las pestañas también necesitan hidratación y una serie de cuidados para mantenerse fuertes y sanas.

Debido a esto, la mayoría de las mujeres trata de darles los cuidados necesarios para conservarlas largas, curvas y voluminosas. No obstante, en la búsqueda por hacerlas lucir fabulosas, algunas cometen ciertos errores que generan un efecto contrario.

Por otro lado, hay quienes olvidan que también deben proporcionarles nutrientes y protección contra las partículas del ambiente y el sol.

Aunque la pérdida del pelo es normal, incluyendo las pestañas, cuando se da de forma excesiva es importante prestarle mucha atención; puede estar indicando una reacción negativa al uso de máscara de pestañas, como también problemas de salud y alergias.

Para no tener que atravesar por esta situación, a continuación te queremos dar una serie de consejos que ayudan a evitarlo. 

  • Desmaquilla tus pestañas todas las noches... 

Sin excusa alguna, cada noche es primordial retirar el rímel con una pequeña cantidad de aceite de almendras o removedor de maquillaje convencional. 

Dejar puesta la máscara de pestañas hace que se resequen y debiliten. (Recuerda que no debes frotar con fuerza porque puede resultar agresivo.)

  •  Evita el uso del rizador de pestañas...

¿Tus pestañas son frágiles y finas? Si tu respuesta es un sí, lo mejor es que empieces a evitar el uso de rizador. Este elemento empeora el problema de debilidad y conlleva a que se caigan en cantidades excesivas.

  • Utiliza aceite de oliva...

La aplicación diaria de una pequeña cantidad de aceite de oliva es una gran forma de hidratar y proteger las pestañas contra la debilidad. Este ingrediente cuenta con ácidos grasos esenciales y agentes antioxidantes que mantienen el vello acondicionado y fuerte.

  • Bolsitas de té de manzanilla...

Un par de bolsitas de té de manzanilla húmedas reducen de forma notable las bolsas y las ojeras, pero también son útiles para conservar la flexibilidad de las pestañas. Puedes colocarlas todas las noches antes de ir a dormir, o bien, a primera hora del día antes de proceder a usar maquillaje.

  • Aprovecha el aceite de ricino...

Los compuestos activos del aceite de ricino se han valorado en la industria cosmética por su capacidad para nutrir y fortalecer el pelo. De hecho, se trata de uno de los remedios caseros más antiguos en lo que tiene que ver con la belleza de las pestañas. Usándolo todas las noches, e incluso varias veces al día, se reduce la debilidad y se estimula su crecimiento.

  • Aplícate vitamina E...

Además de incorporar alimentos ricos en vitamina  E dentro de tu plan dietario, puedes adquirir en las farmacias las pequeñas cápsulas que la contienen en aceite. Sus efectos antioxidantes sirven para frenar la debilidad causada por los radicales libres y también crean una capa protectora contra los agentes agresivos externos.

Aplicándola todos los días conseguirás estimular el crecimiento de las pestañas y garantizarás su hidratación.

  • Utiliza aceite de almendras...

Otro de los aceites esenciales que las fortalecen es el prodigioso aceite de almendras. Este es bastante económico y cuenta con increíbles propiedades que vale la pena aprovechar. Puedes emplearlo con la ayuda de un cepillo para rímel, o bien, frotarlo con un pequeño trozo de algodón.

  • Cepíllalas todos los días...

Sin importar si las maquillas o no, es muy saludable cepillarlas todos los días usando un peine especial o el clásico cepillo de la máscara. Puedes extenderles una fina capa de aceite (cualquier de los comentados anteriormente), y después proceder a peinarlas con cuidado. Este tratamiento contribuye a darles nutrición extra y estimula la circulación para favorecer su crecimiento natural.

Siempre debes hacerlo de abajo hacia arriba, desde la raíz hacia el extremo del vello.

Para finalizar, recuerda que es primordial complementar todos estos consejos con la adopción de una alimentación saludable y rica en nutrientes. Ten en cuenta que gran parte de los problemas de caída se deben a deficiencias nutricionales.

¡Trata de incorporar estos consejos en tu rutina para asegurarte de mantenerlas sanas y protegidas!