La fiebre antiaging nos invadió hace tiempo... y si utlizamos sérums, fotoprotectores o cremas que nos protejan del envejecimiento cutáneo, nada como un tratamiento más profundo para ponerle freno al paso de los años. Las máscaras de luz LED o led mask (como puedes encontrarlas en internet) utilizan la luz fría de 8 colores diferentes para lograr un resultado distinto con cada color.

Este fenómeno para el cuidado de la piel está arrasando en Estados Unidos y junto a Kourtney Kardashian (que no dudó ni un segundo en compartir en las redes sociales su aspecto con una de estas máscaras) se han sumado Kate Hudson o Jessica Alba.

¿Su beneficios?

De lo más variados. Dependiendo de la luz que elijas obtendrás un resultado u otro. Estas máscaras están formadas por una primera capa llena de pequeñas bombillas LED las cuales se colocan sobre la piel del rostro y son posteriormente protegidas por la máscara blanca que le da a todo este invento un toque de película del terror.

¿Qué hace cada color?

  • Rojo: Esta luz es la encargada de controlar el envejecimiento de la piel ya que activa el movimiento de las células. También es la encargada de aumentar el metabolismo y el colágeno de la piel. Repara la piel dañada y ayuda a blanquear las manchas. Por supuesto, es anti-edad, anti-arrugas y anti-oxidación, lo que la convierte en la máscara preferida por su labor tan completa.
  • Amarillo: Esta luz consigue llenar tus células y tu piel de energía, mejorando además la función inmune de la piel y reparando los daños.
  • Azul: Es junto a la luz morada, la más recomendada para personas con problemas de acné ya que logra destruir las bacterias que generan los granitos. Consigue reducir la hinchazón característica del acné.
  • Azul verdoso: Mejora la movilidad y consume de las células de nuestra piel.
  • Verde: Alivia el estrés de la piel.
  • Morado: Entre sus funciones está también la de reducir la incidencia de las manchas resultado del acné.
  • Rosa: Su labor es curativa.
  • Blanco: Esta luz consigue penetrar en las capas más profundas de la piel, acelerando la velocidad del tejido vivo. Actúa sobre la flacidez y sobre las lineas de expresión. Al igual que la luz roja, es la más utilizada para los tratamientos anti-aging.

Por supuesto puedes usar este tratamiento como complemento de peelings o mascarillas tradicionales.

En Más Guapa disponemos de la mascarilla Led en color rojo, como ya hemos comentado, es la más completa para controlar el envejecimiento de la piel, solemos incorporarla como mascarilla final después de un tratamiento antiaging, combinando electroporación, crioterapia...

Además hay dos opciones para trabajarla: utilizando solo la luz Led o además de esta luz incorporarle corrientes de baja frecuencia, facilitando la penetración de los principios activos de la mascarilla geloide aplicada previamente.

¿No te entran ganas de probarlo?