Una actividad tan sencilla y cotidiana como caminar tiene múltiples beneficios para la salud. Se ha demostrado que caminar durante media hora al día evita la ansiedad, disminuye la presión sanguínea, ayuda a bajar el colesterol y mejora la capacidad pulmonar. Pero además, esos treinta minutos diarios de caminata pueden ayudarte a bajar los kilos de más si los realizas a un ritmo constante.

Si ya eres aficionado a las caminatas pero todavía no estás satisfecho con el resultado, sigue leyendo para conocer siete trucos que te ayudarán a quemar más calorías andando.

  • Varía la velocidad

Alterna momentos a más velocidad con otros más lentos mientras andas. De esta manera elevarás la frecuencia cardíaca y conseguirás que el gasto calórico sea mayor. Además, podrás frenar a tiempo para recuperar el aliento y no te cansarás tanto.

  • Camina a un ritmo no muy rápido

No hace falta aumentar el ritmo para quemar más calorías. Lo ideal para quemar más calorías andando es llevar, durante al menos 30 minutos, un ritmo de bombeo constante no superior al 80% de la frecuencia cardíaca máxima.

  • Utiliza un pulsómetro

Estos aparatos te ayudarán a vigilar tu ritmo cardíaco para evitar que sobrepases tus límites y que mantengas un ritmo de bombeo constante que te ayude a quemar más calorías. Hoy en día encontrarás en el mercado pulsómetros aptos para todos los bolsillos.

  • Alíate con las cuestas

Al subir cuestas fortalecerás los músculos de las piernas y de los glúteos mucho más que si caminases en llano. Además, al aumentar la intensidad del ejercicio evidentemente quemarás más calorías y perderás peso más fácilmente.

  • Sal a dar paseos largos

Para quemar más calorías andando lo mejor será que optes por los caminos largos y poco transitados, evitando las calles concurridas. De esta manera la longitud de la zancada será mayor y evitarás tener que frenarte para esquivar a otros peatones

  • Añade un peso extra

Para quemar más calorías andando puedes añadirle un peso extra a tus entrenamientos para aumentar la intensidad. Basta con llevar una mochila a la espalda o con utilizar una pequeña mancuerna en cada mano mientras se camina. Evita las pesas tobilleras para no dañar las articulaciones mientras andas.

  • No te aburras

Saltar cada cierto número de pasos es un buen truco para aumentar considerablemente el número de calorías que quemarás andando. Hacer una flexión o caminar ciertos pasos levantando las rodillas o de puntillas son otros trucos para que la caminata sea más efectiva y menos aburrida.

Así que ya sabes, si eres de las que les da pereza correr, sal a andar ligero antes de las 10 de la mañana y cuando el sol ya se haya puesto, a partir de las 9 de la noche ahora en verano, de esta forma no te asarás de calor. Recuerda lo importante que es hidratarse y beber agua en abundancia cuando nuestro cuerpo se somete a un esfuerzo.

¡No te olvides de tu botella y a por ello!