Depilación a la cera

En nuestro salón trabajamos con cera tibia, la mejor opción de depilación con cera debido a que es rápida, higiénica y duradera. 

Su aplicación no resulta en absoluto angustiosa ya que se hace a temperatura corporal a través de un práctico sistema de roll-on. A continuación se extrae el vello de raíz, de forma suave y eficaz, mediante unas bandas de papel-tela desechables. Su baja temperatura evita la aparición de pelos enterrados bajo la epidermis.

 Los excelentes activos que contienen nuestros roll-on retardan la aparición del vello y proporcionan una piel hidratada y suave. Al contrario que la cera caliente, presenta la ventaja de poder usarse en personas con problemas de circulación. 

Después de la depilación aplicamos crema de rosa mosqueta para calmar e hidratar la piel. Estos productos se extienden y absorben fácilmente proporcionando una excelente sensación de frescor, restaurando los niveles de humedad en la piel y ayudando a estimular la circulación sanguínea.